UN DIA DE ROMERIA

Una vez más, un año más, ha llegado Septiembre. Y Septiembre, en el mundo cofrade de Alcalá, es el mes del Patrón, el mes de San Mateo, y un domingo de este mes, Alcalá celebra la romería en honor a su Patrón.

   Ese día, desde muy temprano, es un día de fiesta, un día que comienza con el ya famoso, “buenos días romeros” y un día que acostumbramos a vivir con gran entusiasmo y alegría.

   Hace unos años nos surgió la oportunidad de disponer de una carriola para acompañar a nuestro Patrón San Mateo en el día de su romería. Y, desde entonces, año tras año, tratamos de cumplir con la tradición y, unidos por la devoción que tenemos a nuestro querido Apostol, acompañamos en el día de su romería al Patrón de Alcalá.

   Todos estos años, por el camino, se han ido quedando compañeros, amigos, hermanos que formaban parte de esta bonita iniciativa y que, a día de hoy, añoramos y recordamos en cada romería; ojalá que, más pronto que tarde, vuelvan a unirse a nuestro grupo de romeros.

   Pero también en estos años se han ido añadiendo “nuevas caras”, jovenes romeros que han contribuido con su granito de arena a que la Fe por San Mateo siga presente en nuestro grupo; a ellos hay que darles las gracias por su aportación.

   “Caritanos con San Mateo” es la carriola de los voluntarios de Cáritas y de sus amigos; y en este año 2023 volverá a acompañar a nuestro Patrón hacia un lugar no conocido por nuestros romeros: el pinar de la boticaria. Estoy seguro que allí, el próximo domingo, viviremos momentos de profunda emoción.

   Pero no sólo en “la boticaria”, sino en todo el recorrido, tanto a la ida como a la vuelta, tendremos “vivas” a nuestro Patrón y habrá momentos para recordar a esas personas que en su día fueron muy importantes para la Hermandad y que, a día de hoy, ya no se encuentran entre nosotros; y aquí me gustaría detenerme en el recuerdo a la figura de Manuel Núñez Jiménez, uno de los precursores de los “primeros pasos” de San Mateo y que, seguro que allá donde esté, sentirá en esta romería el enorme orgullo de ver como su hijo, Paco Núñez Menacho, hará su entrada en el pinar de la boticaria como Hermano Mayor de nuestra querida Hermandad de San Mateo.

   Queda poco, muy poco, para que nuestro Patrón ponga rumbo desde la Parroquia de la Inmaculada hasta el campo de romería para mostrar a nuestro pueblo el “buen hacer” de su gente, de sus romeros, de sus peregrinos, de sus caballistas… de todo el mundo y de toda Alcalá que seguro que el próximo domingo día 17 se vuelva para acompañar a nuestro querido Patrón por nuestra bella ciudad.

 

VIVA SAN MATEO. VIVA EL PATRON DE ALCALA.


Julio Pinto Montero

Comparte esta entrada