El Relato Cofrade de Alcalá Noticias Portada Semana Santa-Fotografias

Resumen, de una recien finalizada Semana Santa, especial, por Paloma Castillo Gonzalez, a la que agradecemos su colaboración

Como una niña nerviosa que espera impaciente para sacar del cajón su enorme bola de cera para poder seguir aumentándola una nueva Semana Santa, así he esperado ansiosa la que hemos vivido. Diferente, pero no menos ilusionante. A veces melancólica, al pasar por una carrera oficial sin sillas, o salir por calles a horas que acogerían cofradías, o al no ver capirotes dirección a sus templos. Pero sin duda alegre y llena de vida. Venimos de vivir la peor Semana Santa que recuerde nuestra generación, así que ésta, aunque dolorosa a veces, ha sido un soplo de vida. Iglesias abiertas, reencuentros, sones y marchas, tradiciones… todo como siempre, aunque diferente. Una Semana Santa que ha sido un canto a la Esperanza, con la certeza de que ya queda menos para volver a vivirla como mantenemos en el recuerdo. Priostías que han trabajado para hacer lo más especial posible la Semana Santa a sus hermanos, el esfuerzo y la responsabilidad de todos por hacerla segura y la rotunda asistencia a cultos y oficios, han hecho de esta Semana Santa una celebración muy fructífera. Momentos especiales que me han marcado en esta Semana Santa tan atípica, como el momento en que la Banda Municipal interpretó, camino de la lonja de San Sebastián, la marcha “Jesús en el Calvario”, o el momento en que me asomé a mi balcón y contemplé cómo la cola para ver al Nazareno reviraba la esquina de la Plaza del Duque. Y, sin duda, de todos los altares, mi querida Hermandad del Santo Entierro, una catequesis, demostración de que querer es poder, sin necesidad de enormes alardes pero un esplendor y gusto intachable, entrega y esfuerzo incuestionable. Una Semana Santa especial y diferente, memorable y para la historia que, por muy brillante que haya sido a pesar de todo, esperamos no volver a vivir. 

Compartelo:

Deja una respuesta