El Relato Cofrade de Alcalá Hermandad Servita Cautivo Noticias Portada

MIÉRCOLES SANTO, MIÉRCOLES DE DEVOCIÓN

Hemos pasado un año difícil. Nos hemos visto inmersos en una situación que no podíamos imaginar ni en el peor de los sueños. Hemos visto y vivido situaciones de mucho dolor. Los cristianos nos hemos aferrados a Dios para intentar de superar estos momentos. Los cofrades hemos tenido la suerte de poder ver el rostro de Dios y de su divina Madre reflejados en nuestros Sagrados Titulares.

La capilla de Jesús Cautivo se ha convertido durante este año en el lugar donde muchos devotos han encontrado esa mirada amable, ese consuelo que necesitaban. Muchos han sido los rezos y las plegarias dirigidas a Ntro. Padre Jesús Cautivo y a Ntra. Sra. de la Esperanza.

Ahora nos encaminamos a vivir por segundo año consecutivo un Miércoles Santo sin poder realizar nuestra estación de penitencia. Será un Miércoles Santo muy diferente. El año pasado ni siquiera pudimos estar cerca de nuestras imágenes, pero este año sí las vamos a poder tener cerca de nosotros para pedirle que se restablezca pronto esta situación que estamos viviendo. Los vamos a tener cerca para pedirles por el alma de todas aquellas personas que ya están contemplando la imagen de Jesús Cautivo en el cielo. Los vamos a poder tener cerca para pedir por la pronta recuperación de todas las personas que en estos momentos se encuentran enfermas. Los vamos a tener cerca para pedir por los que lo están pasando mal por diversas circunstancias.

Este año no habrá cofradía pero sí habrá Semana Santa. Sí viviremos la Pasión del Señor. Sí podremos ver como Jesús continúa con sus manos atadas por nuestros pecados y sí viviremos como la Virgen de la Esperanza nos vuelve a sonreír para aliviar nuestra angustia.

Durante el Miércoles Santo tendremos que imaginar que haremos nuestra estación de penitencia, que iluminaremos su camino con el cirio de nuestra fe. Tendremos que imaginar que pronto volveremos vestir nuestra túnica de nazareno, que pronto nos volveremos a fajar y a ponernos el costal para sentirlo sobre nuestros hombros. Tendremos que imaginar que pronto volveremos a llevar a Jesús Cautivo y a su Madre a todos los alcalareños y devotos.

Será un Miércoles Santo para pedirle también a la Santísima Virgen de los Dolores que no se canse de esperarnos en su capilla y que nos ayude a soñar con el día en que también ella saldrá a bendecir al pueblo de Alcala.

En definitiva será un Miércoles Santo de devoción.

Articulo Miercoles Santo: Jose Manuel Medina Picazo

Compartelo:

Deja una respuesta