El Relato Cofrade de Alcalá Noticias Portada

Esperando una Petalá

El año pasado los hermanos y devotos de Nuestra Señora del Águila Coronada despedimos los cultos de verano con una sensación agridulce…

Este año creo que todos hemos vuelto a disfrutar por haberse celebrado en su blanco templo, su casa, como todos le llamamos.

La iglesia de Santa María del Águila se ha llenado cada día hasta completar el aforo pudiendo hacer uso de sus famosas sillas de madera bautizadas con el sello de ” Águila”. Además las personas que desearan realizar la novena al aire libre han podido usar estas sillas ubicadas en el exterior y escucharla desde unas pantallas donde se emitía dicho acto a través de un canal de televisión que a su vez también emitía para sus telespectadores.

Creo que es de agradecer tanto a la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen del Águila por facilitar el aforo, como al canal de televisión VivaMovil Tv por hacer llegar estos cultos a los hogares.

La pandemia nos priva aún de muchas cosas, pero no de vivir ciertos olores. Esa mezcla de olores tan peculiar a ella. Mezcla de : flores, incienso, velas de promesa. Ese olor que en cada templo es diferente.

El tímido aire fresco que entra por la ventana de su patio y por sus grandes puertas, que hasta allí es distinto. No ha faltado tampoco ese calor agobiante en la recta final de la novena. El agua fresquita de sus búcaros, el sonido de sus cuatro campanas, los cantos, el sonido de los abanicos, los : “¡viva la Virgen del Águila!”…

Lo que eché mucho de menos en esos nueve días fueron las voces de los niños… Pero es que una novena sin niños es un poco extraño. Pues ellos son los que heredarán esta gran devoción. También desde estas humildes líneas agradecer a los padres que sí han llevado a sus hijos. ¡Que ella os lo premie!

Finalizando la novena nos encontramos con la sorpresa de ver a la Virgen entronizada en su paso como siempre ha sido. La primera en hacerlo y ha tenido que ser ella. Con este “escenario” se nos llena a todos el corazón de esperanza soñando con una Semana Santa algo parecida a la que conocemos.

15 de Agosto, ¡ Y qué bonito es ver a todos portando una moñita en la solapa o cuello de nuestra vestimenta! Nuestra Señora del Águila, esperaba ser llevada hacia la puerta ojival en su paso y con ruedas en los zancos para la Función Principal de Instituto. ¡Qué emotivas fueron las palabras del cardenal arzobispo emérito de Sevilla monseñor Carlos Amigo! Quién celebró dicha Función.

Avanzaba la mañana y “su casa” era todo un templo de peregrinación.

A las 20.45 de la tarde Nuestra Señora del Águila Coronada era llevada hacia la puerta ya que se celebraría un concierto con la actuación de la Banda de música de Alcalá de Guadaira que hizo sonar varias marchas de repertorio que normalmente suena en la noche del 15 de Agosto.

Para sorpresa de todos la Virgen del Águila lucía en su paso con todos los detalles: además de con nardos y jazmines, tenía sus palomas.

Fue un momento muy emocionante ya que no la veíamos salir por la puerta desde hacía dos años. Lo había hecho en la mañana pero en la tarde … la tarde es totalmente diferente …

Al entrar en su templo no faltaron los gritos de : “¡viva la patrona de Alcalá!”, los cantos y las oraciones. Lo único que le faltó a la noche, fue una petalá. Petalá y de las suyas cayendo por su largo manto azul y oro color amarillo albero.

Justo una semana después tenía a sus hijos con ella. Allí estaban , nuevamente, los hermanos y devotos de la patrona para acompañarla en su tradicional misa de Campaña. Durante esta jornada la Virgen estuvo en veneración para escuchar las oraciones que le presentaban.

¡Ojalá que el próximo año todo lo vivido junto a ella en nuestras vidas sea como siempre lo ha sido! Aunque nosotros no seamos los mismos. Pero ella siempre lo será y estará allí para nosotros.

¡Viva la Virgen del Águila!

Articulo Cofrade por Mª del Aguila Castro Navarrete

Compartelo:

Deja una respuesta