"Personajes de Nuestras Hermandades" Noticias Portada

Entrevista al arzobispo de Sevilla en la web de Tramo a Tramo

EXCMO. Y RVDMO. SR. D. JOSÉ ÁNGEL SAIZ MENESES, ARZOBISPO DE SEVILLA

Monseñor José Ángel Saiz Meneses comenzó su ministerio como Arzobispo Metropolitano de Sevilla el 12 de junio de 2021, siendo nombrado por el papa Francisco el 17 de abril de 2021.

Nace en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. Ingresó al Seminario Menor Nuestra Señora de Montalegre, de Barcelona, en 1968. Más adelante, realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Posteriormente, estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de Filosofía, Espiritualidad y Teología (1977 – 1984) y fue ordenado sacerdote en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.

Cargos pastorales

En la Archidiócesis toledana tuvo varios destinos, primero como rector en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de Nuestra Señora (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de FP La Sagra de Illescas (1986-1989).

En 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y en 1992 párroco de la Iglesia de la Virgen del Rosario en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universidad Autónoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servicio de Asistencia y Formación Religiosa) de la Universidad Autónoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristiano de Universitarios de Cerdanyola del Vallès). En 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad.

Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teología de Cataluña en el año 1993. En la misma Facultad de Teología ha realizado los cursos de doctorado.

El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril de 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.

El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva Diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la Archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la Catedral Basílica del Santo Espíritu en Terrassa.

– ¿Que tal le fue tomar el relevo al frente como arzobispo en detrimento de Juan Jose Asenjo?

El episcopado de monseñor Asenjo Pelegrina en Sevilla toca a su fin. Doce años y tres meses después de su toma de posesión como Arzobispo coadjutor, la Santa Sede formalizó el relevo en Sevilla de este castellano de Sigüenza al designar a monseñor José Ángel Saiz Meneses como su sucesor.

Cuarenta y cuatro prelados acompañaron a don Juan José en su llegada a la diócesis de San Isidoro, San Leandro y el beato Spínola, entre otros destacados miembros del episcopologio que le precedieron al frente de una comunidad cristiana cifrada en torno a los dos millones de personas. El templo metropolitano registró el 17 de enero de 2009 un lleno que hoy, como consecuencia de la pandemia, se antoja extraño, lejano, improbable. Aquella mañana, monseñor Asenjo se presentaba ante su nueva comunidad como “un padre y hermano siempre dispuesto a acogerles, escucharles y alentarles en su fidelidad y su tarea evangelizadora y santificadora”. En su mensaje a los sevillanos, el Arzobispo puso especial énfasis en la llamada a la santidad, y avanzó el remedio a la crisis de valores que evidencia nuestra sociedad: “El mundo –afirmó- no curará sus heridas ni aliviará el sufrimiento de tantos hermanos nuestros con las fórmulas de los sociólogos o de los técnicos, sino desde la revolución silenciosa de la santidad y del amor”.

– ¿Porque deja el cargo de arzobispo Juan Jose Asenjo?

El Arzobispo electo afirma que toda su ayuda será bienvenida: “Espero contar con su oración y su consejo, ya hemos tenido unas cuantas conversaciones y lo hemos hablado. Oración y consejo, será lo más importante. Y después, dentro de las limitaciones de su visión, a mí me gustaría contar al máximo con él. Al máximo posible en todo lo que pueda ayudarme, que será mucho”. Valora positivamente que haya decidido residir en Sevilla, y lo considera un hermano: “Como dos hermanos sucesores de los apóstoles que se ayudan, que se quieren, que se apoyan y que colaboran mutuamente”. En este apartado se ha acordado de monseñor Antonio Montero, que reside en la capital –“también será un apoyo, desde la oración y el consejo que pueda dar”- y del cardenal arzobispo emérito, monseñor Amigo Vallejo, de quien espera recibir “su experiencia y su consejo”.

¿Cuando ha llegado a Sevilla, que visitas ha hecho?

Su conocimiento de Sevilla pasa por algunas visitas puntuales a la Archidiócesis. Recuerda que estuvo hace años impartiendo una ponencia, cuando era obispo responsable del Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal, en un congreso de Pastoral Juvenil. También la reunión de consiliarios del movimiento de Cursillos de Cristiandad de Andalucía, o una celebración en la basílica de la Esperanza Macarena. “Conocimientos puntuales, breves, intensos y profundos, eso sí”. En este sentido, conoce y valora a sus antecesores en la sede hispalense, y afirma que tiene “como una sensación de estarlos conociendo ya, a Sevilla y los sevillanos, de quererlos ya y rezar por ellos, que es lo que empecé a hacer ya desde el momento que tuve noticias de mi nombramiento”.

– ¿Dirigete a los cofrades, tendremos en el proximo año 2022, Semana Santa, explicanos?

De momento estamos esperando. Hasta la Semana Santa falta mucho tiempo. No podemos decir nada concreto porque no sabemos qué va a pasar. Es posible que haya nuevas vacunas y tratamientos y se derrote al virus o es posible un rebrote… Lo que sí tenemos todos es un ardiente deseo de salir y de expresar nuestra fe en el espacio público y lo haremos en cuanto sea posible.

– ¿Como nuevo arzobispo, que mejorarias en esta Semana Santa y en la Iglesia?

–Llevar a cabo la obra evangelizadora de la Iglesia. He llegado a una archidiócesis que es casi bimilenaria y vengo de un lugar en el que me tocó con ayuda de todos construir una nueva diócesis. Aquí contamos con tradición riquísima, fecundísima… Como pastor me toca acompañar al rebaño. Y como dice el Papa Francisco, unas veces tocará ir delante, otras detrás y otras en medio. Se trata de servir y ayudar a que el Reino de Dios se siga implantando y a que la Iglesia lleve a cabo su labor evangelizadora. Y eso se logra a través del anuncio de la palabra, con la Facultad de Teología y otras instancias de formación pujantes. También con la celebración de los sacramentos y los misterios de la fe, que aquí se hacen con mucha solemnidad, que eso ayuda mucho a la persona a encontrarse con Dios. Y después, tenemos la obra caritativa y social que es también grande e importante en las parroquias, Cáritas, las hermandades… Yo estaré ahí, tratando de dinamizar, de impulsar, de acompañar, de servir…

Para finalizar, dirijase usted a los cofrades de Alcalá de Guadaira, un mensaje que quiera transmitir

Monseñor Saiz concluyó con un mensaje a sus nuevos diocesanos, en el que expresó su deseo de encontrarse con todos, “y de comenzar esta nueva etapa con una mirada agradecida hacia el pasado, con una mirada de esperanza al futuro y con una vivencia intensa del presente, para llevar a cabo toda la obra que Dios quiere concedernos realizar”. En ese sentido es consciente de “toda la fuerza de la diócesis y de su organización diocesana, de su curia, de la vida consagrada, de las comunidades de vida activa, de contemplativas, de las parroquias de las hermandades y cofradías”, al tiempo que reitera su gratitud por las muestras de cariño que va recibiendo: “Os estoy muy agradecido, yo también me siento ya muy unido a la comunidad de Sevilla, rezo por vosotros, y en la distancia os quiero, pues pronto nos veremos y nos tendremos que dar un abrazo virtual, porque la pandemia no nos permite más, pero estaremos ya unidos haciendo camino, peregrinando hacia la Casa del Padre de la mano de Jesús, de la mano de María, viviendo como familia, como Iglesia”.

– Muchas gracias, por atender este medio de comunicación cofrade, enhorabuena y felicidades en su nuevo cargo como arzobispo

Redacción y Dirección Entrevista: Miguel Angel Perea

Compartelo:

Deja una respuesta