El Relato Cofrade de Alcalá Hermandad del Santo Entierro Noticias Portada

El Viernes Santo, por Marta Santos Benitez

Si tuviera que definir mis sentimientos en el día de hoy no sabría decirlo con una sola palabra. Nostalgia, alegría, pena, satisfacción… Creo que al igual que muchos cofrades no hay penitencia más dura que la que estamos viviendo, lo que pudo haber sido y no fue, lo que podía pasar y no pasó, lo que se tenia que vivir y no se vivió. No todo se resume en sacar una cofradía a la calle o vestir una túnica, bien sea de nazareno o de acólito, hay mucho más que eso; una convivencia, unos cultos, un grupo joven de hermanos que se desvive por la hermandad, por estar unidos, por estar más cerca de nuestros titulares. Todos teníamos la ilusión y soñábamos con un nuevo Viernes Santo pero aunque también será duro no lo será tanto como el año 2020, puesto que, a pesar de la circunstancias estaremos con nuestra madre de la Soledad y nuestro Cristo de la buena muerte sin olvidarnos del paso del Triunfo de la Santa Cruz sobre la Muerte, más conocido como “La Canina” Un Viernes Santo más no escucharemos las voces de nuestros pidones al grito de ¡ Soledad, Soledad de María! pregonando que había llegado el día. No tendremos campana de duelo, o no de la misma manera de siempre, ni el sonido del muñidor anunciando la muerte de Cristo en su eterno descanso. No echamos la mirada al cielo cruzando los dedos para que no lloviera, como viene siendo tradición en nosotros, aunque para tradiciones mejor me quedo con la de estar a las tres de la tarde preparándonos el grupo del misterio; tampoco tendremos la frase de “hermano, buena estación de penitencia”. No tendremos nada de esto pero si tenemos la fe, el amor. La conciencia de saber que un día más es uno menos para una nueva cuenta atrás, de saber que estaremos mejor que nunca pero igual que siempre. De saber que volveremos a vestir nuestra túnica y evangelizar.
Siempre unidos, siempre de frente

Compartelo:

Deja una respuesta