El apunte Cofrade de la Semana Santa por Juan Luis Rusillo

Una vez que le vemos la espalda al rey Baltasar, empezamos a nuestro lío, con más ganas que nunca. Después de estos dos años, sin cofradías en la calle, con esta terrible pandemia, este parece según los expertos que es el final. Aunque estamos viendo, como suben los contagios de nuevo, parece que está más controlado gracias a la vacuna, de hecho hay menos hospitalizados, algo estaremos haciendo bien, si tengo que definir como se presenta mi Cuaresma 2022 es con mucha ilusión. Por volver a los ensayos, vernos las caras de nuevo cofrades de todas las Hermandades, ese pellizco del patio del Colegio cada viernes, ese ritual de volver a ponerte la ropa y en fajarte de nuevo, que nunca se olvida, pero estoy seguro de que le vamos a dar más valor aun, porque lo bonito de este mundo, comienza de faldones para dentro y así transmitirlo para fuera, ese es el misterio de la trabajadera. Ilusión enorme por ver el paso del Señor, restaurado, llegando al asilo el domingo de Ramos, no es un estreno, son más de 50 años de historia de mi hermandad Salesiana. No hay cosa más gratificante que ver la cara de ilusion a los abuelos como llega la cofradia. Como no ilusión por volver a subir al Calvario alcalareño la mañana del Viernes Santo, tradición familiar donde empeze con mis padres. Me despido dando las gracias y cuídense. Esta mala chicota llamada pandemia, está llegando a su fin.

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.