Hoy entrevistamos al Costalero del Stmo. Cristo del Perdón Roberto Muñoz

En el día de hoy, entrevistamos al Costalero del paso del Stmo. Cristo del Perdón, Roberto Muñoz, él nos cuenta sus vivencias en el mundo del Costal. Ya saben que nos pueden seguir a través de nuestras redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram y a través de nuestra web cofrade de Tramo a Tramo en Internet. 


¿Cómo empezastes en este mundillo?

Me gusta este mundo desde que tengo uso de razón. Mi niñez está impregnada de recuerdos de terciopelo y esparto. Cuando pasaba algún paso a mi altura siempre miraba hacia abajo. Sentía un magnetismo mayúsculo a lo que se cocía detrás del respiradero.

¿Qué pasos sacas actualmente de costalero en Semana Santa?

Cristo del Perdón, Virgen del Socorro y Cristo de la Buena Muerte.

¿Qué significa para ti el Santísimo Cristo del Perdón?

El Señor del Perdón, para mí es, como me dijo un buen amigo mío, mi principio y mi fin. El que me conoce me entiende; he pasado muchas etapas con sus penas y alegrías junto a él. Toda una vida en la que siempre estuvo y está presente.

¿Cuantos pasos haz sacado hasta día de hoy?

Cristo del Perdón, Virgen del Socorro, Oración en el Huerto. Cristo de la Buena Muerte, Triunfo de la Santa Cruz. Virgen del Águila, Pastora de San Agustín, Soledad de Aznalcollar, Dulce nombre de la Salle.

¿Qué opinas de que el costalero tenga que ser hermano?

No me gusta nada; pienso que no hace justicia a este oficio tan bonito, oficio al fin y al cabo aunque no sea remunerado.

¿Con qué capataz te ha gustado más trabajar debajo de los pasos?

Con los capataces que he trabajado, me une una relación de años. Cada uno tiene sus cosas, y como se suele decir en estos casos, que dedo me corto que no me duela. Lo importante de esto es que me une a ellos una relación de amistad y cariño y no una jerarquía cofrade.

¿Costalero de devoción o afición?

Bajo mi corto entender, una cosa va con la otra. Me considero costalero de Dios y de su bendita madre.

¿Qué cualidades, para usted, tiene que tener un buen costalero?

Para mí…obediencia, capacidad de sufrimiento y humildad.

¿Una calle debajo de los pasos?

Para mí la calle Herreros un viernes de madrugada, mientras llueven pétalos del cielo. Es muy parecido a estar en la gloria.

¿Cómo crees que está el mundo del costal hasta la actualidad?

El mundo del costalero está desvirtuado. Es muy difícil en estos tiempos mantener la motivación cada día. Es más difícil sentirse costalero. Las juntas de gobiernos sabrán…

*¿Qué pasó te gustaría o te hubiera gustado sacar?

Si tengo que hablar en el pasado, aurora y soledad de los servitas.

¿Una marcha?

Medea y Madruga

Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *