()

¡Llegó Septiembre! Y con él la alegría de volver a tenerla cerca, de volver a mirarle cara a cara, de poder besar sus manos y sentir el abrazo dulce de una madre regalando amor a sus hijos. Llegó un septiembre con sabor a bienvenida, ya que han sido unos meses en los que su ausencia se ha hecho eterna, pero por fin la tenemos con nosotros, volvemos a disfrutar de ella y de su niño, nuestro niño y estamos de celebración, Septiembre no es un mes cualquiera, septiembre es el mes de la virgen, el mes en el que nos volvemos a enamorar del calor de su mirada, más aún si cabe, el mes en el que nuestras voces vuelven a tener vida para rezar dos veces cantándole, el mes en el que revivimos ese pellizco que se nos coge cada vez que nos acercamos a ella… Por eso recíbenos madre, para que seamos pétalos rozando tus mejillas y así poder revivir la emoción de ser de tí, Dulce Nombre de María.

Sarabel Jimenez Jimenez


¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?