LLEGÓ AGOSTO Y NO UN AGOSTO CUALQUIERA

Hace casi un año allá por septiembre de 2021 los cofrades recibimos la grata noticia que anunciaba lo que todos ansiabamos desde que llegó la pandemia, la vuelta de las procesiones: hacer manifestación pública de fe.

Este año la Virgen del Águila, por fin , culminará todos sus Cultos de Agosto como mandan sus reglas y como es tradición.

Desde que toda esta pesadilla comenzó hubo Cultos en Agosto, pero siempre nos faltaba algo. El primer año sí hubo novena pero no en su santuario, no hubo procesión ni paso montado.

El año pasado vivimos una novena casi igual que la de siempre. Con aforo limitado, sillas en el exterior y pantallas para poder escuchar la predicación del sacerdote encomendado. Pudimos ver a Nuestra Madre, la Virgen del Águila, entronizada en su paso en la Función Principal de Instituto en la puerta del santuario que celebró el cardenal y arzobispo emérito Carlos Amigo Vallejo q.e.d.

Eso sí, tampoco pudimos ir todos a ensartar jazmines durante la mañana …

Posteriormente en el concierto celebrado en las explanadas donde mismo se había celebrado la Función durante la mañana, vimos que a Santa María del Águila Coronada le acompañaban en su paso sus palomas como es tradición.

Ahora tres años después volveremos a contemplar la imagen de la patrona entre las calles de Alcalá. Los niños nacidos en estos últimos años conocerán a la Madre de los alcalareños, los nuevos vecinos conocerán una gran devoción y todo  volverá a ser como antes. Como si toda esta pesadilla no hubiera sucedido. Echaremos de menos a muchos que partieron junto al Padre y ahora verán desde el cielo cómo hemos vuelto.

¡Disfrutemos de un nuevo agosto, pero no un agosto cualquiera sino el del regreso!

Articulo por: Maria del Aguila Castro Navarrete


Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.