Sabado Santo 2021-El Sabado del Señor

En este año, como ya sabemos todos, tampoco podremos disfrutar de nuestra estación de penitencia en la calle. Otro año más y ya vamos por el segundo. Pero este año difiere al anterior, ya que por lo menos podemos celebrar nuestros actos y cultos, siempre guardando las recomendaciones sanitarias, pero podemos estar cerca de nuestros titulares y rezarles mirándole a los ojos. Este Sábado Santo podremos disfrutar del ambiente de un día grande ya que la parroquia estará abierta en horario de mañana y tarde para poder ver y estar cerca del Señor y de la Virgen, para ello la Hermandad ha colocado al señor de la Divina Misericordia y María santísima de la Trinidad en un altar de veneración dispuesto en la cabecera de la nave del evangelio, altar que está formado desde el Sábado anterior. El Sábado de Pasión es el día donde cada año hacemos la subida del Señor a su paso procesional, este año hemos tenido que adaptarnos y se ha realizado la subida al altar de veneración. Volviendo al Sábado Santo, por la mañana estará abierto desde las 10:00 hasta las 13:00 horas y por la tarde a partir de las 16:00 tendremos un acto que sustituye este año a la estación de penitencia, que consiste en la meditación propia que hacemos normalmente antes de la salida y después terminaremos por rezar el “Via Sanguinis” o camino de la sangre del Señor. Este acto estará reservado solo para aquellas personas que tengan papeleta de sitio. Con todo esto intentamos que para el hermano no sea un año tan distinto, que sea lo más parecido a un año normal. Este acto se terminará sobre las 18:30 horas abriendo de nuevo la parroquia para aquellos fieles y devotos que quieran estar un ratito cerca de nuestros titulares. Para terminar como siempre con la vigilia Pascual, centro de nuestra fe cristiana. Este año y para respetar el toque de queda se adelantará a las 20:00 horas. Desde aquí invitar a todas aquellas personas que lo deseen a visitar en el horario establecido al Señor de la Divina Misericordia y María Santísima de la Trinidad.

Rodrigo Alcoba.

Compartelo:

Deja una respuesta